Dermatitis Atópica y Coronavirus

Brotes de Dermatitis Atópica durante la pandemia por COVID-19

Durante esta pandemia debemos reforzar el cuidado de nuestra piel.

A finales del año 2019 se identificó por primera vez un nuevo tipo de coronavirus en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei en China, que se propagaba rápidamente entre las personas a través de la vía respiratoria y del contacto, provocando en algunos casos insuficiencia respiratoria e incluso la muerte. Inicialmente llamado 2019- nCoV (2019 novel coronavirus), actualmente es conocido como SARS-CoV-2 (severe acute respiratory sindrome coronavirus 2). En marzo de 2020 la OMS (Organización Mundial de la Salud) declara el estado de pandemia y se difunden las medidas de higiene para prevenir los contagios entre la población como el lavado frecuente de manos, el uso de soluciones hidroalcohólicas, guantes y mascarillas, así como el distanciamiento social.

¿Pero qué pasa si tenemos una piel más sensible?, ¿Debemos seguir estas medidas igual que el resto de las personas?, ¿Puedo hacer algo para prevenir los eccemas? A lo largo de este artículo abordaremos esas y otras dudas frecuentes y daremos algunos consejos para intentar mantener los brotes de Dermatitis Atópica (DA) controlados y asegurar una adecuada higiene que permita reducir la transmisión del virus.

El lavado frecuente de manos puede provocar cambios en la textura de la piel que se manifiesta como sequedad (xerosis), dermatitis de contacto irritativa, o incluso dermatitis de contacto alérgica. Esto es debido a que la exposición prolongada al agua, ambientes húmedos y detergentes provocan una alteración en el estrato córneo (la capa más superficial de la piel), pérdida de los lípidos (grasas), y un aumento en la permeabilidad de la piel que normalmente actúa como una barrera y nos protege frente a agentes externos. Durante esta pandemia es importante adaptar nuestros hábitos de higiene y lavado de manos, para asegurar una protección eficiente y prevenir la propagación del COVID 19, minimizando el riesgo de presentar reacciones adversas en la piel.

Algunas medidas para proteger nuestra piel durante esta pandemia son las siguientes:

  • La OMS recomienda lavar las manos durante por lo menos 20 segundos con agua y jabón, especialmente después de estar en áreas públicas, antes de comer, después de toser o estornudar, después de usar el baño, y siempre que veamos las manos sucias. Realiza movimientos suaves durante el lavado de las manos, para evitar la irritación.
  • Seca suavemente tus manos, de preferencia con una toalla limpia de algodón y sin frotar.
  • Aplica crema hidratante inmediatamente después de secarte las manos. Recuerda utilizar una capa abundante y reaplicar varias veces al día, especialmente después de lavarte las manos.
  • Las cremas más grasas y espesas proporcionan mayor protección contra la sequedad que las lociones. Para reducir el riesgo de sensibilización y alergias se recomienda utilizar productos libres de fragancias e hipoalergénicos.
  • Si no tenemos disponible agua y jabón, una alternativa es desinfectar nuestras manos utilizando geles hidroalcohólicos que contienen al menos un 60% de alcohol. Al igual que el lavado de manos con agua y jabón, puede provocar irritación de la piel, por lo que se recomienda el uso de emolientes inmediatamente después. El uso de cremas hidratantes después de aplicar estos desinfectantes no interfiere con su efectividad.
  • Si trabajas usando guantes es recomendable lavarte las manos y aplicar crema hidratante cada vez que te quites los guantes. Además, para reducir la humedad debes intentar cambiarlos regularmente y ponerlos sólo si tus manos están secas.
  • En caso de utilizar mascarillas fabricadas con restos de ropa, prefiere siempre el algodón y evita usar la lana y las fibras sintéticas. Estas mascarillas se pueden lavar junto al resto de la ropa utilizando detergentes libres de fragancias para evitar la irritación en la piel de la cara.
  • Utiliza guantes para realizar labores domésticas como fregar los platos o si vas a usar desinfectantes en casa.
  • Por las noches aplica una capa gruesa de crema hidratante en las manos antes de irte a dormir.
  • En caso de presentar eccema puedes usar una crema con corticoides por un periodo breve, supervisado por tu médico, ayudará a aliviar las lesiones de eccema localizadas.
  • Utiliza herramientas como la teledermatología (consultas por internet) con tu médico de cabecera, pediatra, o tu dermatólogo para evitar desplazamientos innecesarios.
  • Si estas en tratamiento con algún inmunosupresor como prednisona, metotrexato, micofenolato, azatioprina o ciclosporina, y presentas fiebre o síntomas sugestivos de infección respiratoria, debes acudir a tu médico para valorar la continuidad del tratamiento.
  • Intenta realizar actividades para relajarte como practicar algún deporte o hacer ejercicios en casa, pintar, leer, lo que más te guste. El confinamiento puede ser difícil y aumentar el estrés, la ansiedad o los síntomas depresivos. Es fundamental buscar apoyo emocional e intentar mantener una buena salud mental durante estos meses.

El cumplimiento de las medidas de higiene estrictas por parte de todos es imprescindible para evitar la propagación del COVID-19. Es por esta razón que durante esta pandemia debemos reforzar el cuidado de nuestra piel, aumentando la frecuencia en el uso de emolientes para mantenerla hidratada y prevenir la aparición de eccemas.

 

H3 MAT-36581 Julio 2020

 

Dra. Aniza Giacaman
Médico especialista en Dermatología.
Hospital Universitari Son Espases. Palma de Mallorca.

COMPARTIR: