Dermatitis Atópica Adultos

Dermatitis atopica en Adultos

¿Que es piel atópica en adultos ?

La Dermatitis Atópica es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel, que cursa en brotes, y que se caracteriza por la presencia de zonas de piel seca y enrojecida que provocan mucho picor al paciente.

Es más frecuente en niños y en algunos casos tiende a resolverse durante la adolescencia, aunque en otras personas puede persistir durante la edad adulta o manifestarse por primera vez durante esta etapa de la vida. Según diversos estudios, la prevalencia de Dermatitis Atópica varía entre un 1 y un 3% de la población, cifras que se encuentran en aumento sobre todo en países industrializados.

Es importante conocer las manifestaciones clínicas de la Dermatitis Atópica, así como las alternativas de tratamiento, ya que se trata de una patología que puede provocar un importante deterioro en la calidad de vida de quienes la padecen.

¿Por qué se produce la Dermatitis Atópica?

Las personas con Dermatitis Atópica tienen una predisposición genética. Se han encontrado mutaciones en genes como el de la filagrina, lo que impide la normal formación de las capas de la piel, alterando su función de barrera protectora frente al medio. Esto, asociado a la disregulación inmune que presentan los pacientes y a factores ambientales, favorecería el desarrollo del eccema atópico.

¿Cómo saber si es Dermatitis Atópica?

El diagnóstico de Dermatitis Atópica lo puede hacer su médico de cabecera o dermatólogo. Se basa en la entrevista y las características clínicas de las lesiones. No es necesario solicitar pruebas complementarias. Habitualmente existen antecedentes personales de asma o rinoconjuntivitis de repetición, e historia de familiares con diagnóstico de Dermatitis Atópica.

¿Qué diferencia existe con la Dermatitis Atópica de la infancia?

En la exploración física de un adulto con Dermatitis Atópica, se observan placas de eccema en los pliegues de brazos y piernas, al igual que en la infancia, aunque en los adultos la Dermatitis Atópica también se puede manifestar como eccema crónico de manos, dermatitis facial con afectación de los párpados, eccema en la región retroauricular, cuello, areolas mamarias y tórax. En casos más graves puede provocar eritema y descamación generalizados, lo que se conoce como eritrodermia.

Brote de dermatitis atopica en adultos

Es el momento en que los síntomas de la Dermatitis Atópica empeoran: aparición de eccema, algunas veces exudativo y muy pruriginoso.

¿La Dermatitis Atópica produce afectación en la calidad de vida?

El síntoma principal de la Dermatitis Atópica es el picor, que suele ser más intenso por la noche y se puede agravar con el sudor y el uso de algunas vestimentas como por ejemplo la ropa de lana o materiales sintéticos. Esto genera gran afectación en la calidad de vida de los pacientes, impidiendo un adecuado descanso y afectando el desempeño laboral y las relaciones sociales, pudiendo contribuir en algunos casos al desarrollo de trastornos del ánimo.

¿La Dermatitis Atópica es contagiosa?

No, se trata de una enfermedad inflamatoria y no se contagia.

¿Dermatitis atopica en adultos tratamiento?

De momento no existe un tratamiento curativo y el manejo de la Dermatitis Atópica se basa en un adecuado cuidado de la piel para prevenir los brotestratamientos tópicos o sistémicos durante los brotes.

¿Qué medidas puedo tomar para prevenir los brotes?

Debemos cuidar la piel todos los días, realizando duchas cortas con agua templada y de preferencia usando jabones de tipo syndet formulados especialmente para pacientes con Dermatitis Atópica.  Utilizar emolientes a diario, de preferencia inmediatamente tras la ducha, ya que se absorben mejor en la piel. Utilizar ropa de algodón, evitar el uso de suavizantes y realizar un doble aclarado durante el lavado de la ropa.

¿Y qué puedo hacer cuando estoy en un brote?

El uso de corticoides tópicos e inhibidores de la calcineurina, constituyen una alternativa segura y eficaz de tratamiento del brote si se utilizan de manera correcta.

En casos graves o muy extensos se pueden indicar terapias sistémicas como fototerapia, inmunosupresores o tratamientos biológicos. Aunque no debemos olvidar que la base del tratamiento es prevenir los brotes y ser constantes en el cuidado de la piel día a día.

¿Qué complicaciones pueden ocurrir si tengo Dermatitis Atópica?

Al existir una alteración de la función de barrera de la piel, existe un aumento de la susceptibilidad a la sobreinfección por bacterias, como el Staphylococcus aureus, provocando un empeoramiento de las lesiones, lo que clínicamente se manifiesta con una costra de color amarillento o melicérica en la superficie del eccema, lo que se conoce como impetiginización. Otra complicación es la sobreinfección por el virus herpes, que se manifiesta como pequeñas vesículas agrupadas y que puede acompañarse de fiebre y afectación del estado general.

A nivel oftalmológico, es frecuente la presencia de inflamación de los párpados (blefaritis) y conjuntivitis.

Además, es muy importante destacar el impacto que la Dermatitis Atópica produce en la calidad de vida de quienes la padecen.

¿Y si a pesar de estar realizando el tratamiento de manera adecuada los síntomas persisten?

En pacientes refractarios a tratamiento puede ser necesario realizar pruebas complementarias como una biopsia de piel o pruebas epicutáneas para descartar otras enfermedades como dermatitis de contacto, escabiosis o procesos linfoproliferativos que clínicamente pueden ser similares a la Dermatitis Atópica.

 

 

MAT-17995

Dra. Aniza Giacaman
Médico especialista en dermatología
Hospital Universitari Son Espases. Palma de Mallorca

COMPARTIR: